La mayoría de los conejos y cobayas se estresan con los cambios (rutinas, tipos de comida o agua, temperatura, entorno…) y esto lo pueden manifestar con diarrea, apatía, agresividad o menor apetito. Planificar cuidadosamente nuestras vacaciones ayudará a evitar estos problemas. En este post plantearemos dos situaciones: nuestra mascota se queda o se viene con nosotros de viaje. Aquí tenéis unos pequeños consejos para cada situación.

1-Se queda en casa y una persona acude diariamente para controlar que todo siga bien.

Ayudará si le dejamos una lista con las rutinas de alimentación y limpieza, los síntomas de enfermedad y el teléfono del veterinario.

    • Mantiene un entorno familiar.
    • Conserva sus rutinas.
    • Evitamos el estrés del viaje

2-Se queda en casa de otra persona

      • Tendrá más atenciones y estará más acompañado.
      • Si hay algún problema, se detectará más fácilmente.
      • Podrá hacer más ejercicio en exterior.

3-Se queda en una guardería para animales exóticos

Han de tener experiencia en el manejo de esta especie.

En el Centro Veterinario CECLIVET, tenemos guardería y residencia de vacaciones para animales exóticos. En nuestras instalaciones recibirán toda la atención necesaria por parte de nuestro personal y serán supervisados a diario por los veterinarios de nuestro centro.

Para la alimentación utilizamos las mejores marcas de piensos y henos. Todos los días se aporta alimento fresco a las especies que lo necesiten (aves, tortugas, roedores, conejos, cobayas, chinchillas).

Disponemos asimismo de instalaciones para alojamiento de reptiles terrestres y acuáticos provistas de aporte de luz ultravioleta y calor adaptadas a cada especie.

Cuidaremos de su animal con todo el cariño durante su ausencia

Recuerda que es necesaria reserva previa

4-Lo llevamos con nosotros al lugar de vacaciones

Debemos asegurarnos de que en el lugar de destino aceptan estas pequeñas mascotas.

Debería acostumbrarse previamente al trasportín o jaula que se utilice para su transporte; ir habituándolo gradualmente. El trasportín debe ser rígido y bien ventilado, de un tamaño menor al de la jaula habitual (dará sensación de seguridad y minimizará que pueda golpearse ante movimientos bruscos).

Para trayectos fuera de España se requiere un pasaporte (lo expide el veterinario); en función del país de destino, puede requerirse documentación adicional y que el animal esté debidamente identificado y vacunado según la legislación vigente. Aconsejamos consultar Los requerimientos para el traslado de animales en cada país.

Si viajamos en coche:

Recordar que los conejos y cobayas no toleran el calor, por lo que debemos llevar el aire acondicionado a una temperatura optima y no dejar al animal dentro del coche coche si paramos para descansar.

El fondo del trasportín / jaula de viaje debe estar cubierto con su sustrato habitual y algo de heno. No suelen comer ni beber durante el movimiento, así que les ofreceremos agua y comida (sobre todo sus verduras favoritas) en las paradas que hagamos durante el trayecto.

¡Dicho trasportín debe ir bien fijado en el coche! La DGT recomienda trasportines colocados en el suelo:Los trasportines pequeños encajan bien en el suelo. Como tienen poco espacio la energía del impacto es absorbida pronto y apenas se deforma el habitáculo del animal que solo sufre lesiones leves”.

El trasportín también puede ir sujeto con el cinturón de seguridad.

En caso de otros medios de transporte, como tren, barco, avión, no suelen especificar requerimientos para estos animales, así que os aconsejamos contactar directamente con la compañía de transporte.

Si necesitáis alguna aclaración no dudéis en consultarnos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *