La filariosis, o gusano del corazón, es una grave enfermedad cardiopulmonar producida por Dirofilaria immitis, un parásito que afecta a perros, gatos, hurones y personas.

¿Cómo se desarrolla la filariosis?

Las larvas del parásito o microfilarias se hallan en la sangre. Cuando un mosquito pica a un perro o gato infectado, ingiere su sangre y, al mismo tiempo, las larvas presentes en el animal. Cuando ese mosquito pica a otro animal, deposita las larvas en su piel.

Una vez en el animal, las larvas se difunden por el torrente circulatorio. A través de las arterias pulmonares, afectan al pulmón y llegan al corazón. Allí se desarrollan hasta convertirse en parásitos adultos, que pueden llegar a medir varios centímetros de largo. Esos gusanos alojados en el pulmón y corazón pueden provocar un fallo cardiaco e incluso la muerte.
Los gusanos también pueden dañar el hígado y el riñón.

¿Cómo se transmite la filariosis?

Se transmite por la picadura de un mosquito.

A diferencia de otras parasitosis, la filariosis puede ser transmitida por cualquier tipo de mosquito incluido el mosquito tigre.

¿Está en riesgo mi mascota?

La filariosis está presente en gran parte de España.

Como muestra el mapa, algunas zonas tienen un alto riesgo de transmisión de la enfermedad. Por ello, protege a tu animal tanto si vives en ellas como si viajas allí.

Es importante realizar chequeos periódicos a tu mascota para confirmar que no se haya contagiado.

Con nuestros Planes de Salud CECLIVET, chequeamos anualmente a tu mascota de manera gratuita y te ofrecemos importantes descuentos en su prevención. Consúltanos.

¿Cuáles son los síntomas de la filariosis?

En las fases iniciales de la enfermedad, los síntomas pueden pasar desapercibidos confundirse con otras enfermedades, por lo que es muy importante realizar chequeos periódicos o acudir al veterinario si observas cualquiera de estos síntomas:

  • Síntomas generales: apatía, letargo, intolerancia al ejercicio y/o pérdida de peso
  • Síntomas respiratorios: tos, dificultad respiratoria, jadeo, ruidos pulmonares anormales.
  • Casos más graves: convulsiones, taquicardia y/o síncopes

¿Es posible prevenir la filariosis?

Tanto si vives en una zona de riesgo como si vas a desplazarte a ellas en vacaciones, debes recordar la prevención es clave para evitar el desarrollo de esta enfermedad.

  1. Protégelo externamente con antiparasitarios externosde acción repelente frente a picaduras de mosquitos. Recuerda, que también es muy importante prevenir la picadura de otros parásitos externos como pulgas y garrapatas para prevenir otras enfermedades vectoriales.
  2. Desparasita a tu mascota internamente, cada mes, con productos contra la filaria (por ejemplo, los que contienen milbemicina oxima). ¡Un comprimido mensual puede salvarle la vida!

La alternativa más cómoda y eficaz al 100% es la utilización de Guardian. ¡Una única inyección anual previene el contagio!

No te arriesgues, protege a tu perro de una forma cómoda y eficaz desde las 12 semanas de edad.

Una grave amenaza para tu mascota

Sin un tratamiento adecuado la enfermedad puede ser fatal. Si necesitas cualquier aclaración, no dudes en consúltanos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *